sábado, octubre 17, 2009

REVIEW: JOE PERRY - HAVE GUITAR, WILL TRAVEL


En estos días en que Joe Perry parece que ha perdido la paciencia con el apagón compositivo de Steven Tyler y seguramente con alguna actitud reprochable del vocalista respecto a antiguos hábitos, tiene gracia encontrarnos con este nuevo trabajo en solitario de Joe Perry.
Tiene gracia porque al igual que en 1979 cuando abandonó la banda, ha contratado un cantante, un aleman muy joven llamado Hagen, que Billie Perry (la mujer de Joe) encontró por Internet (supongo que cantaba versiones de Aerosmith) y ha editado este disco aprovechando para mandar mensajes a Steven en cualquier entrevista promocional.
Lo único que le ha faltado a Joe y que supongo que no ha hecho para no tensar más su actual relación con Tyler, es haber sacado este disco bajo el nombre de hace 30 años, The Joe Perry Project, porque a diferencia del anterior disco homónimo de 2005, éste si tiene los ingredientes de la antigua formación. Incluso en el bajo encontramos a David Hull, al igual que en 1979.
Así pues, "Have guitar will travel" encaja bien como continuación de "Once a Rocker Always a rocker" y podría haber sido editado fácilmente en 1985. Cómo en cualquier disco del Project, encontramos una producción mínima, con un sonido muy poco pulido, unas labores de Perry como cantante (ejem) mejorables, pero unas composiciones más enraizadas en el rock n' roll más clásico y bluesero, donde el ex-toxic twin deja volar su guitarra como promete el título del album.
La primera canción es un poco desconcertante, en ella, un extraño y atípico sonido de teclado abre paso a la voz poco madura de Hagen cantando un tema que estructuralmente es Joe Perry 100%, eso sí, el Joe Perry de "Bright light Fright" y que para ser el single tiene poco gancho.
En "Slingshot" Joe toma la voz, en un tema blues de sonido sucio, que nos traslada a cualquier humeante bareto rockero de la Ámerica profunda para llegar a "Do you wonder", un descarte de las sesiones de Aerosmith para su excelente "Nine Lives" de 1997. Esta es sin duda la canción más accesible del disco, donde Hagen cambia el registro vocal totalmente y se convierte en Steven Tyler, imitándole de una forma muy descarada en un tema ya digo, totalmente Aerosmith. De hecho, da la impresión que aquí hay un mensajito de Joe a Steven, dejándole ver que tiene un cantante capaz de cantar como él si no se pone las pilas. Evidentemente las comparaciones son odiosas y todos esperamos que Tyler vuelva y con mucha fuerza.
La siguiente canción tiene una curiosa ironía, juzgad vosotros mismos por el título:
"Somebody's Gonna Get (Their Head Kicked In Tonite)"... Esto después del famoso descalabro de Tyler hace unas semanas, tiene mucha guasa!!
Por lo demás, el disco contiene un excelente tema instrumental "Wooden ships", que sin duda es de lo mejor del disco y que coje el relevo de la nominada al grammy "Mercy", una excelente "Scare the cat" que traslada a otra época ya mencionada y algún tema oscuro-depresivo marca de la casa.
En definitiva, un disco grabado en muy poco tiempo, que captura esa espontaneidad en estudio tan poco frecuente en cualquier trabajo en el que haya estado involucrado Perry en los últimos 20 años. También diré que no es un disco accesible en absoluto, pero que merece unas escuchas para apreciar su esencia.

7 /10


1 comentario:

N.Anselmo dijo...

Aunque no haya opción, me hago oficialmente seguidor de este blog, muy bueno; en cuanto a Perry... poco que decir, solo soy clásico cuando los AC/DC están por medio, así que...
Saludos!